La Terapia Cognitivo-Conductual

La Terapia Cognitivo-Conductual es un enfoque práctico y con rigor científico, está diseñada con el objetivo de solucionar los problemas con la mayor brevedad. Esto se realiza dotando al paciente de habilidades, recursos, estrategias y técnicas para modificar comportamientos, pensamientos y sentimientos, de modo que la forma de interpretar y solucionar los problemas mejorará.

La Terapia Cognitivo-Conductual tiene tres fases diferenciadas:

  1. Evaluación: es la fase más importante y en ella se ha de recoger toda la información sobre el problema para posteriormente diseñar el tratamiento utilizando las técnicas más adecuadas para cada caso en particular.
  2. Tratamiento: después de realizar la evaluación, el terapeuta diseñará el tratamiento y se pondrá en conocimiento del paciente. La duración de esta fase es variable e irá en función del problema a tratar y del paciente. Es aquí donde se desarrollan y entrenan las habilidades, estrategias y técnicas que ayudan solucionar el problema que le trae a consulta.
  3. Seguimiento: cuando el objetivo se ha alcanzado es el momento de preparar al paciente para que se enfrente a los problemas de forma autónoma. Las sesiones comenzarán a distanciarse en el tiempo hasta que finalmente desaparezcan, esta es la última fase de la terapia y el paciente ya está preparado para poner en práctica todo lo aprendido sin ayuda del terapeuta.

terapia definitiva

Solicita más información, ¡la primera sesión informativa es gratuita!