Cómo tomar buenas decisiones

tomar-decisiones

¡Hola a todos/as! Retomamos el blog con un artículo breve
sobre cómo tomar buenas decisiones y resolver problemas.

Vengo a presentaros una técnica muy sencilla y que a los psicólogos nos encanta: la técnica de resolución de problemas que consta de 5 pasos o fases. Os los expondré brevemente:

Fase 1: Conseguir una buena disposición

No pasa nada por tener problemas, todo el mundo los tiene. Cuidado con los pensamientos negativos porque pueden boicotear la toma de decisiones.

Fase 2: Definir el problema

La segunda fase es una de las más importantes, el problema ha de quedar completamente definido, de una forma clara. Una idea puede ser escribir el problema en un papel y que quede claro en qué consiste, quién tiene el problema, a quiénes más afecta, por qué es un problema y desde cuándo lo tengo.

Fase 3: Buscar opciones/alternativas

En ese mismo papel donde hemos definido el problema hacemos un listado tan largo como podamos de posibles formas de resolver el problema. Lo más importante aquí es no juzgar las alternativas, el objetivo es buscar tantas como sea posible. Las alternativas tienen que ser concretas, claras, especificas, relevantes y factibles. Si tenemos pocas alternativas te propongo tres trucos:

  1. Combinar varias de las que ya tenemos.
  2. Recordar cómo solucionamos problemas en el pasado y adaptar esas soluciones al problema actual.
  3. Imaginar cómo resolvería el problema un personaje histórico o ficticio.

 Fase 4: Valorar las consecuencias y decidir

El paso 4 consiste en valorar cuidadosamente cada alternativa evaluando pros y contras (valorándolos de 0 a 10) de cada alternativa y analizar las consecuencias a corto y largo plazo.

Cuando hayamos analizado cada una de las alternativas elegiremos una, la que más puntos haya obtenido, que será la que más consecuencias positivas y menos negativas nos aporte.

Fase 5: Aplicar y revisar

Una vez se elige una alternativa hay que convertirla en un pan de acción práctico muy definido, especificando qué hay que hacer, cómo y cuándo. Podemos dibujar una escalera y poner en cada escalón los pasos que hemos de dar para ponerla en marcha.

Si el resultado es bueno, es importante que nos autorreforcemos, por el contrario, si el resultado no es el esperado hay que revisar errores y aciertos. En la reevaluación se examina todo el proceso en orden inverso hasta encontrar el error y poder subsanarlo.

Espero que os haya gustado esta forma de tomar decisiones, si necesitáis ayuda en cualquier paso no dudéis en consultarme, estaré encantada de revisar el proceso con vosotros.

One thought on “Cómo tomar buenas decisiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *