8 CLAVES PARA LOGRAR LOS PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO

propositos2017

Quedan pocos días para que finalice 2016 y es habitual que llegada esta época del año nos planteemos nuevos propósitos para 2017, muchos serán propósitos que no llegamos a cumplir en 2016 y otros serán nuevas metas y objetivos, algunos consistirán en la adquisición de buenos hábitos y otros en dejar atrás hábitos que no nos gustan.

Cuando nos hemos propuesto objetivos y finalmente no los hemos conseguido sentimos frustración y comenzamos a ponernos excusas a nosotros mismos (“venga, cuando vuelva de vacaciones me pongo en serio con esto”, “no tengo tiempo”, “es más importante hacer lo otro primero”, etc.), de esta forma aparecen también pensamientos negativos hacia nosotros mismos, metiéndonos en un círculo vicioso en el que nos sentimos mal y no cumplimos lo que nos habíamos propuesto.

Por todo ello dedicaremos el último artículo del año a conocer las claves para conseguir nuestros propósitos de 2017. Hazte con una libreta de propósitos y desarrolla cada uno de ellos siguiendo estos consejos:

1. Concreta tus objetivos

Los propósitos que nos hagamos, para que sean viables, tienen que cumplir una serie de características: han de ser realistas, si estás empezando a jugar al fútbol no sería realista proponerte para 2017 que te fiche el Hércules, pero sí que lo sería “dar el máximo en cada entrenamiento y cada partido”; tienen que depender de nosotros mismos y no de lo que hagan los demás, un propósito mal formulado sería “encontrar trabajo”, en cambio “movilizarme y enviar currIculums a todos los comercios de mi sector en la provincia de alicante” sí que sería un propósito viable ya que todas las acciones dependen de ti; y tienen que concretarse en acciones, “revisar todas las mañanas ofertas de empleo” o “ir al gimnasio 4 días a la semana una hora y media por día” serían buenos ejemplos.

2. Objetivos a corto plazo

A veces nos planteamos objetivos muy amplios, si esto es así la clave es dividirlo en varios sub-objetivos en cortos intervalos de tiempo. Por ejemplo si nuestro propósito es perder peso sería adecuado formularlo en intervalos de un par de semanas, “adelgazar entre 0,5kg y 1kg cada dos semanas”, si lo que queremos es reducir nuestro consumo de tabaco para finalmente dejar el hábito un ejemplo podría ser “fumar 3 cigarros menos al día cada semana”.

4. Plan de acción

Es imprescindible que todos esos objetivos y sub-objetivos que nos hemos propuesto los dividamos en el máximo de escalones o pasos que podamos. Por ejemplo si mi objetivo es sacarme una oposición los pequeños escalones serían: decidir el ámbito en el que quiero opositar, buscar la oferta de academias que preparan esa oposición, decidir una academia, apuntarme, asistir a clases, establecer un horario de estudio diario, etc.

Todos estos pequeños escalones hemos de ordenarlos cronológicamente en un calendario en papel (mucho mejor que en formato digital ya que este lo miramos solo cuando queremos) y organizar una rutina para cumplir nuestro propósito.

4. Empieza ya con el plan de acción

Los estudios sugieren que vemos el comienzo de un nuevo año como una época perfecta para dejar atrás hábitos y adquirir nuevos, ¡lánzate y comienza el año dando el primer paso!

Si no es posible dar el primer paso ahora, pon una fecha concreta en el calendario y márcala en fosforito.

5. Cuenta tus propósitos a los demás

Es buena idea que cuentes a tus allegados tus propósitos ya que se crea una especie de “contrato” que hace que nos comprometamos más con nuestro objetivo porque hemos dado nuestra palabra a otras personas. Es un truco muy eficaz para esforzarnos más. Cuéntale a tus seres queridos que quieres dejar de fumar, adelgazar, volver a estudiar, pasar más tiempo con tu padre, ser más detallista con tu pareja… de esta forma ellos te podrán dar ideas sobre cómo alcanzaron ellos objetivos similares a los tuyos.

6. Pide ayuda

Si hay algo que no sabes cómo enfocar o cómo resolver, pide ayuda a tus allegados o a los profesionales.

7. Revisa el plan cada cierto tiempo

Cuando hayan pasado algunas semanas es importante que revisemos nuestro plan, veamos si estamos cumpliendo los pasos que nos habíamos propuesto, si han surgido problemas y cómo los vamos a solucionar (ver técnica de solución de problemas aquí), etc.

¡Si el plan falla, cambia el plan, pero no cambies la meta!

Pero sobretodo…

8. Autorrefuérzate

¡Siempre, siempre, siempre felicítate! Hay veces que se nos proponemos un objetivo a cumplir en un determinado periodo de tiempo y pensamos que si no lo hemos logrado al 100% para esa fecha no lo hemos conseguido, ¡mentira! Hemos de ser flexibles, perseverantes y optimistas.

Si al finalizar el año has sido perseverante pero tu objetivo se ha cumplido en un 40% también es motivo de celebración, hay veces que se necesita más tiempo para lograrlo.

¡La perseverancia es la clave del éxito!

¡FELIZ AÑO! VAMOS A COMERNOS EL 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *